3 ago. 2007

Mollejas con vino blanco

Atravesado al medio el dragón congelado echa fuego frío de su boca. Fuego de frezzer, y un caballero que lo único que desea es llegar antes de las 23 hs, para que no se le enfríen sus mollejas. Lo prometido fue un acompañante de vino blanco, en vaso o botella, dulce doncella que ya se sabe se bebe fría.
Y el dragón agoniza pero no muere, y el apuro del caballero es mayor y la doncella se emborracha en la cueva y no sabe... y las mollejas, las mollejas se enfrían y el precio es el mismo que cuando estaban calentitas. Negocio malo para el caballero, último negocio para el dragón, penoso negocio para la doncella. Al único que le cierra todo es al parrillero que toma vino tinto y se llama Ajelo.